Energía eólica o solar para salir de la crisis fiscal

Energía eólica o solar para salir de la crisis fiscalPuerto Rico debe moverse al desarrollo de nichos empresariales como alternativa para enfrentar la crisis económica que arropa la Isla y las industrias ecológicas son una alternativa real.

Así lo expuso el profesor y sociólogo Emilio Pantojas durante el foro “Crisis de Puerto Rico y Economía Ecológica”, que se llevó a cabo en el Museo Eugenio María de Hostos de Mayagüez como parte de la Tercera Conferencia de la Sociedad Mesoamericana de Economía Ecológica que organiza esta semana el Recinto Universitario de Mayagüez (RUM).

En su ponencia, que fue escuchada por estudiantes y profesores de Puerto Rico y visitantes de México, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Perú y Rumanía, entre otros, el catedrático de la universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras hizo un repaso del modelo económico que se impuso en Puerto Rico a partir de la creación del Estado Libre Asociado y su deterioro en los pasados años.

“Una de las causas económicas de la crisis que vivimos hoy es que se creó un nuevo orden económico mundial y Puerto Roco se quedó fuera de las cadenas de valor de las farmacéuticas y otras empresas que se conocen como las 936. Eso dejó a Puerto Rico desprovisto de medidas para atraer nuevas empresas y la alternativa todavía no acaba de nacer. Llevamos diez años en una terrible depresión”, comentó Pantojas.

Sin embargo, el también investigador del Centro de Investigaciones Sociales de Puerto Rico aseguró que esa misma separación podría significar una oportunidad para que el puertorriqueño pueda mirarse a sí mismo y reinventarse económicamente.

“No hay mal que por bien no venga. Haber sido marginados nos ha enfrentado a un repensar. La alternativa no es insertarnos en ese nuevo orden, sino crear nuevas alternativas. Hay que buscar nichos de excelencia. Buscar qué otros productos tenemos en Puerto Rico que podemos ofrecer. En vez de buscar un plan que salga de cuatro personas, debemos buscar qué tenemos para ofrecer y cómo podemos ayudarlo”, puntualizó.

“La puerta para salir de la crisis son las industrias ecológicamente sustentables como la energía eólica o la energía solar”, agregó.

El sociólogo habló de otros ejemplos de éxito, como son el desarrollo de la industria cafetalera enfocado en los llamados cafés especiales, así como el tema de la Seguridad Alimentaria, que ha sido impulsado por el Departamento de Agricultura y recomendó que se realicen esfuerzos conjuntos con entidades enfocadas en turismo, entre otras ideas.

Criticó, que otras ideas de beneficio ecológico como el llamado posterriqueño, desarrollado en el RUM y que supondría la reducción de un 60% del costo energético, aún no se ha potenciado debido a los intereses de empresas que se benefician de la venta de emisores de luz tradicionales y otros materiales.

Energía eólica o solar para salir de la crisis fiscal“El país tiene inteligencia y tiene riquezas, pero tenemos que cambiar la perspectiva. Cambiar la mentalidad de ver lo que están haciendo los demás para tratar de hacer lo mismo, a ver lo que tenemos que ofrecer y potenciarlo”, subrayó el reconocido educador.

Por su parte, el doctor en economía David Barkin, profesor distinguido de la Universidad Autónoma Metropolitana de México, resaltó cómo la creada Ley para la Supervisión, Administración y Estabilización Económica de Puerto Rico (PROMESA, por sus siglas en inglés) es perjudicial para los mejores intereses de desarrollo económico y ecológico en Puerto Rico.

Barkin utilizó una cita de Hostos para resaltar la lucha que tiene de frente el pueblo de Puerto Rico para tratar de salir de la crisis que enfrenta mientras el gobierno de Estados Unidos le impone una Junta de Supervisión Fiscal: “Vale más morir luchando que vivir muriendo”

“Esta frase es quizás más apropiada hoy que cuando él mismo (Hostos) lo dijo. Y aquí en Puerto Rico especialmente. Es irónico que el programa que se llama PROMESA es un programa de muerte humana y ecológica. No van de la mano”, dijo en su ponencia.

Sostuvo que mientras leía el periódico en el hotel le llamó la atención la noticia de que la Junta de Supervisión Fiscal se reunirá esta semana en Puerto Rico y que al gobernador “se le permitirá” estar en un salón adjunto y no formando parte directamente de la reunión.

“Esa es otra metáfora de lo que está por venir en Puerto Rico. La profundidad de la crisis aquí es importante verla. La crisis de Puerto Rico es, en cierta forma, simbólica de lo que va a pasar en el mundo, con la diferencia de que aquí va a pasar más rápido. No pretendo tener los conocimientos detallados de lo que es la historia de esta Isla, pero es lamentable ver la reducción en la calidad de vida, en oportunidades y en alternativas que se están construyendo”, insistió.

El también miembro de la Academia Mexicana de Ciencias indicó que durante su estadía en Mayagüez vio el deterioro que han sufrido los manglares y narró un accidente con el que se topó en la calle en el que un motociclista arrolló a una tortuga marina “que no encontró arena para desovar”.

Igualmente compartió los problemas que enfrenta México.

“La reforma educativa mexicana le está quitando la historia a las nuevas generaciones de nuestro país y parte de las luchas callejeras institucionales y económicas que en México estamos sufriendo es realmente porque la clase política entiende a medias la importancia de la historia”, destacó.

“¿Cuáles son nuestras responsabilidades como profesionales y forjadores de esta disciplina? Esta es la pregunta que debemos hacernos como sociedad. ¿Debemos medir el valor de los recursos ecológicos que tenemos? ¿Cuánto vale un árbol? ¿A cómo debemos cotizar un manglar? Esta tortuga, ¿cuánto valía?”, sentenció.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar