La Arrogante Mayagüezana: goleta negrera, 1834

Los hermanos comerciantes Marià y Joaquim Rius i Espina compraron, a finales de 1831, por el precio de 14,000 francos, y con el fin de recuperar una deuda, la goleta Aquiles de pabellón francés, de 138 toneladas y forrada de cobre. A través del cónsul español en Marsella, puerto donde estaba anclada, solicitaron el permiso para poder trasladarla y matricularla en Tarragona, con el nombre de Arrogante Mayagüezana, a la vez que confiaron su mando al piloto tarraconense Francesc Bové i Magarolas.1

Los hermanos Ríos tenían una casa de comercio en la isla de Puerto Rico, concretamente en Mayagüez, lo que nos hace pensar que el nuevo nombre de la embarcación es en recuerdo de aquella ciudad caribeña, estableciéndose a partir de entonces una línea regular entre Tarragona y Mayagüez.

Los capitanes de la goleta

De la documentación estudiada sobre los capitanes que la gobernaron solamente hemos logrado información referente a dos pilotos, inscritos ambos en la matrícula de mar de aquí, el ya citado Francesc Bové i Magarolas y Josep Virgili, que cursó estudios en la Escuela de Náutica de Tarragona,2 que a buen seguro, como veremos, fue el último capitán antes de la venta del barco y de su captura por los británicos.

El último viaje

El 24 de marzo de 1833, el capitán Josep Virgili firmó contrato de trabajo, con su tripulación, para ir a Mayagüez. Llevaba una dotación de 10 hombres.3 El segundo piloto, Melcior Lloberes, estaba inscrito en la matrícula de mar de nuestra ciudad, así como el marinero Josep Teixidor.4 Dos días después la autoridad de marina le entregó la patente real, donde se hace constar, entre otras formalidades, ... no me emplearé en el tráfico de negros. La garantía de este documento la dieron sus propietarios, hasta ese momento, la razón social “Mariano Rius y Hermano”.5 Si tenemos en cuenta la duración de la travesía hasta el Caribe, el tiempo para la habilitación de la goleta para el tráfico negrero como era: la instalación de grilletes, segundas cubiertas, escotillas con agujeros para asegurarles con barras de hierro, grandes depósitos de agua, la ida a las costas de África, la disposición de los esclavos y la fecha de su captura, creemos que éste fue el último viaje de la nave desde Tarragona.

La Arrogante Mayagüezana: goleta negrera, 1834El Tribunal Mixto Anglo-Español de Sierra Leona (1819-1865)

El 27 de septiembre de 1817 España y Gran Bretaña firmaron un tratado para la abolición del tráfico de esclavos negros. La entrada en vigor se estableció para el 30 de mayo de 1820, concediendo un plazo de cinco meses para los barcos que se encontraban en ruta y que legalmente habían sido autorizados antes de esa fecha. La comisión española inicialmente residía en La Habana y la británica en la colonia de Sierra Leona, pero en junio de 1819 las dos estaban ubicadas en la capital Freetown. El reglamento ordenaba la emancipación de los esclavos encontrados a bordo de las embarcaciones negras, en calidad de criados o agricultores libres.

Aceptando un total, aproximado, de 380.000 esclavos introducidos en Cuba y los 24.000 liberados por el Tribunal de Sierra Leona, es un global considerable para trabajar como asalariados en aquella colonia inglesa. Además el derecho de la Royal Navy de visitar todas las naves sospechosas, permitía a Gran Bretaña fiscalizar el tráfico marítimo en las costas de África, convirtiéndose el tribunal en una de las piezas de la penetración colonialista británica en el siglo XIX. Por otra parte, los sucesivos gobiernos españoles, durante este periodo, no tuvieron ningún interés en acabar con el comercio esclavista.6

Nuevo propietario y captura de la goleta

El 13 de febrero de 1834 zarpó el barco de un puerto, no determinado, de Puerto Rico bajo el mando y nuevo propietario el capitán Bartomeu Ferrer, en dirección a las costas de África a buscar esclavos. Llevaba una tripulación de 31 hombres. El 3 de septiembre, de ese año, ya había cargado los esclavos y se hizo a la vela desde Loango (Gabón), lugar donde los había adquirido. Pocos días después fue capturado por los ingleses y conducido a Freetown.

El capitán Ferrer había embarcado en su goleta 369 esclavos y durante el recorrido, de Loango a Sierra Leona, murieron 60. De los 309 supervivientes el 56,9% eran hombres. De estos un 28,8% eran niños. El resto, o sea el 43,1% eran mujeres, de las cuales un 19,8% eran niñas.7 La importante cantidad de féminas nos hace pensar que tal vez estaba recompensada su introducción en Cuba, teniendo en cuenta que en 1818 el intendente de la Habana, Alejandro Ramírez, propuso, de acuerdo con el capitán general se concediese un premio, en el tráfico de esclavos, sobre la entrada de hembras y se grabara con un 4% a los varones.8

Teniendo en cuenta que el recorrido desde Loango a Freetown es relativamente corto, y las estadísticas de la época nos indican que la mortandad, que sufrían los esclavos en una travesía hasta un puerto del Caribe, era entre el 15 y el 20 por ciento aproximadamente, creemos pues que las condiciones en que viajaban, ya malas por sí mismas, en este caso debían ser terribles.

Como es de suponer el Tribunal Mixto de Sierra Leona los condenó, los esclavos fueron liberados y la embarcación incautada.

Referencias

1. AHT. PT. Reg. 6762, f. 16-17. Para más información sobre los Rius véase: Salvador-J. Rovira i Gómez. Marià Rius i Montaner. Primer Comte de Rius. (1838-1894) Tarragona. Arola Editors, 2005.
2. AHCT. Acuerdo municipal del 23 de agosto de 1823.
3. AHT. PT. Reg. 6765, f. 13-14.
4. AHCT. Acuerdos municipales. Sesión del 13 de mayo de 1833.
5. AHT. PT. Reg. 6765, f. 16.
6. ARNALDE BARRERA, L.A. “El Tribunal Mixto Anglo- Español de Sierra Leona, 1819-1865”. Cuadernos de Historia Moderna y Contemporánea, VI-1985. Edit. Univ. Complutense.
7. The Trans-Atlantic Slave Database. Voyages.
8 Archivo General de Indias. Ultramar, 31, N.9.

* Publicado en la Revista TAG, 2011, 2n trimestre, Año XVI, Núm. 61, 26. (Original en catalán. Traducción de mayaguezsabeamango.com)

La Arrogante Mayagüezana: goleta negrera, 1834

 

 

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar