Celebrando 257 años: Nuestro himno

Celebrando 257 años: nuestro himnoEl nombre del prócer Eugenio María de Hostos y su esposa Belinda de Ayala figura entre los autores de canciones e himnos dedicados a Mayagüez, que por años se cantaron con fervor y que nunca fueron designados como himno oficial.

El Archivo Histórico de Mayagüez custodia algunas de esas obras en las que destacan compositores y otras personalidades, entre ellas el músico y exalcalde de la ciudad Benjamín Cole.

Fue la danza Himno a Mayagüez, del pianista Luciano Quiñones la que después tres rondas de deliberación se convirtió en el himno oficial, que se cantó por primera vez en un concierto en la Plaza Colón, el 18 de septiembre de 1999, para celebrar el 239 aniversario de la fundación de Mayagüez.

El certamen

Celebrando 257 años: nuestro himnoEran veinticinco las composiciones que competían en el certamen al que convocó la Junta Asesora de Arte y Cultura de Mayagüez por encomienda de la Asamblea Municipal y el alcalde José Guillermo Rodríguez, en abril de ese año.

Un jurado compuesto por músicos y profesores de literatura e idiomas estableció las reglas y los criterios. Las piezas debían tener una estructura melódica y rítmica relativamente sencilla y fácil de recordar; que las frases terminasen en vocales abiertas, para mayor sonoridad y que los desarrollos melódicos y armónicos alcanzaran un punto culminante y llegaran a su desenlace, a la par que el de la lírica.

Según el historiador oficial de Mayagüez, Dr. Federico Cedó Alzamora, en los Cuadernos Mayagüezanos, la letra de Quiñones alude a los símbolos emblemáticos de la ciudad como el río Yagüez, del cual proviene su nombre, a sus cognomentos, Sultana del Oeste y Ciudad de las Aguas Puras, a su patrona la Virgen de la Candelaria, su sabor a mangó, a sus encendidos atardeceres, a los indios taínos, al prócer Eugenio María de Hostos y su historia, entre otros elementos de la “esencia del carácter y la recia identidad de Mayagüez”.

Quiñones ha ganado diecinueve premios en certámenes celebrados por el Instituto de Cultura Puertorriqueña y el Círculo de Recreo de San Germán.

El tenor mayagüezano Rafael José Díaz y su compueblana, la soprano Hilda Ramos cantaron el himno por primera vez, dirigidos por el también mayagüezano, director asociado de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico, Roselyn Pabón. El concierto de 1999 se verificó en el mismo lugar donde la orquesta ofreció su primer concierto cuarenta años antes.

 

Escuche el himno interpretado por Rafael José e Hilda Ramos

 

Himno a Mayagüez

 

Mi patria es un oasis, un jardín de gran belleza,
donde artistas y poetas se llenan de inspiración;
y tiene en el Oeste, una fulgurante estrella,
un pedacito de cielo, parte del reino de Dios.
 
Hoy quiero regalarle a esta ciudad de hermosura,
la Sultana del Oeste, la del sabor a mangó;
mi más lírica alabanza, mi poesía más fina y pura,
y una melodía bordada con hilos del corazón.
 
¡Mayagüez! ¡Mayagüez!
ciudad de las aguas puras,
valles y montes de ensoñación;
baja cantando tu río
a tu apacible bahía
donde al fin de cada día
se acuesta a dormir el sol.
 
¡Mayagüez! ¡Mayagüez!
Que orgullo para nosotros tu historia es,
desde el humilde taíno
que bautizó al Río Yagüez
a Eugenio María de Hostos que inmenso fue.
 
Eres cuna de cultura,
crisol de sabiduría,
la Virgen de la Candelaria
dotó a tus damas de gran belleza y de simpatía.
Eres el lugar perfecto,
del Paraíso el Edén;
de orgullo se hinche mi pecho
para decirte: Dios te Bendiga
¡Mi Mayagüez!
 
¡Mayagüez!

 

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar