Fiesta en el cielo por el angelito guardián

Shorty Castro fue sepultado donde quería, en un nicho del Viejo Cementerio Municipal de Mayagüez. Su entierro se produjo el mismo día en que el polifacético actor y músico habría cumplido 90 años. El también escritor y compositor nació el 28 de enero de 1928 en la Ciudad de las Aguas Puras.

“Fiesta en el cielo, fiesta en el cielo, fiesta en el cielo”, dijo a toda voz su hermana Nelly Castro, minutos antes de que el ataúd dorado con sus restos mortales fuese cargado por familiares y amigos hasta su última morada.

“Sé que mi hermano lo está celebrando con mami, con mi hermana y con toda su familia. Fiesta en el cielo, fiesta en el cielo, arriba Shorty Castro. Shorty sigue vivo. Shorty sigue vivo porque cuando no se olvida uno de la gente sigue vivo. Fiesta en el cielo, Fiesta en el cielo. Gracias a todos”, repitió emocionada.

Antes de llegar al cementerio, la comitiva fúnebre recorrió los lugares en los que vivió y trabajó el creador de Ramoneta Cienfuego de la O, el Conde de París y Policarpio, entre muchos otros. Vecinos y amigos de su barrió París, el Colegio de Mayagüez, el Paseo del Litoral, Ysrael “Shorty” Castro, frente a la imponente bahía de Mayagüez y el emblemático parque Isidoro “Cholo” García, hogar de los campeones del béisbol profesional los Indios de Mayagüez, salieron a despedirlo.

Ese fue mi padre

Mientras esperaba la llegada del cortejo fúnebre en el cementerio viejo, el hermano del artista, David Castro pululaba inquieto entre el grupo que llegó a despedirse del también conguero. “Esto es una cosa increíble. Yo no sabía cómo querían a mi hermano”, repetía agradecido por las muestras de cariño de la gente del pueblo que salió de sus casas a decirle adiós al “angelito guardián”.

Nelly CastroNelly CastroDavid, quien por muchos años laboró como técnico de radio en la emisora Radio Luz de Tommy Muñiz, se convirtió en una figura frecuente en el desaparecido programa: Esto no tiene nombre. Su hermano y el eran los Gemelos del Oeste, por su gran parecido físico.

“Ese fue mi padre. Mi padre murió en el 1956. Pero ese (Shorty) fue nuestro padre. Éramos cuatro y ahora quedamos dos y un hermano de crianza que vive con nosotros desde que tenía dos años”, explicó.

El nieto del comediante, Jorge Montañez agradecía al alcalde de Mayagüez, José Guillermo Rodríguez el haber organizado “la fiesta de pueblo” que pidió su abuelo. “Gracias Puerto Rico por estar presente. Gracias al alcalde de Mayagüez, y a todos los que han sido parte de este momento especial, al despedirse de mi abuelo”, dijo desde el atril colocado frente al féretro de Castro.

El director interino del Departamento de Arte y Cultura municipal, Miguel Sepúlveda decía que Shorty transformó el ambiente artístico. “Es el gran agricultor. Salió a sembrar y ahora regresa a la tierra que lo vio nacer. San juan lo disfrutó pero él es de aquí, mayagüezano de pura cepa”.

Israel Berríos Castro, cantante y guitarrista del grupo cubano, los Guaracheros de Oriente y de la orquesta de Charlie Palmieri, llegó a cantarle a su amigo por última vez.

El pianista Pepe Avilés recordó que el Festival de la Canción Mayagüezana homenajeó a Castro en la quinta edición del festival. “Fue la estrella del espectáculo junto a Pedro Arroyo y Doña Angelina Simón”, dijo.

“A nombre de los músicos de Mayagüez damos gracias a Shorty por su enseñanza. Vamos a alegrarnos de que Shorty Castro fue un mayagüezano para la historia”.

El velorio de Shorty

Al velorio de pueblo celebrado en el Palacio de Recreación y Deportes llegaron artistas y gente de a pie. Otilio Warrington, Luisito Vigoreaux, Carmen Nydia Velázquez, Eddie Miró, Ita Medina, Joffre Pérez, Papo Lucas, Dana Miró, Tito Bonilla y Alex de Castro fueron solo algunos de los que estuvieron presentes en la Sultana del Oeste.

David CastroDavid CastroAl tributo musical para Shorty se unieron la Orquesta de Roberto Ortiz, Jimmy y sus pleneros y por supuesto la legendaria Orquesta Happy Hills con quien Shorty debutó como cantante en el año 1956.

Los legisladores Evelyn Vázquez, Mari Carmen Mas y Luis Daniel Muñiz se unieron al alcalde Rodríguez para rendir homenaje al artista.

El secretario de Estado, Luis Rivera Marín dijo que hará las gestiones con la Fortaleza para “propulsar la iniciativa” de convertir la Escuela Federico Asenjo, que ubica en el vecindario donde se crió el artista, en una escuela especializada en artes que se llamaría Ysrael “Shorty” Castro.

“Ese es nuestro compromiso. Nosotros tenemos nuestras raíces en Mayagüez y queremos que los jóvenes mayagüezanos tengan esa oportunidad”. Según dijo, la política pública del gobernador (Ricardo Rosselló) “es que las escuelas que no están operando le sirvan a la comunidad. Cuenten conmigo”, sostuvo el también mayagüezano.

La radiodifusora y propietaria de la Funeraria Fernández de Mayagüez Lynette Matos dijo a mayaguezsabeamango que contrario a lo que se había publicado sobre los gastos del funeral, Shorty ya tenía un prearreglo funeral con ellos. “El seleccionó todo y nosotros cubrimos lo que él quería. El alcalde (Rodríguez) cubrió los gastos de traslado a Puerto Rico y todo el montaje del Palacio”, donde se celebró el velorio.

Castro murió en Orlando, Florida por complicaciones relacionadas a su padecimiento de cáncer de próstata y colon. La falta de energía eléctrica en su residencia de Bayamón tras el devastador huracán María precipitó su mudanza a los Estados Unidos, donde murió la madrugada del 22 de enero de 2018.

Un grupo de pleneros mayagüezanos encabezó el recorrido e improvisó versos desde el pórtico del cementerio hasta llegar al nicho donde descansará para siempre el artista. Encima del féretro se colocó una pequeña bandera monoestrellada, la enseña nacional de los puertorriqueños.

Hasta siempre Shorty. Ahora, descansa en paz.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar