Mayagüez sabe a mangó

Museo Casa Grande

AddThis Social Bookmark Button

Museo Casa GrandeEsta antigua residencia edificada cerca de 1890, hoy museo, es considerada un valioso recurso cultural perteneciente al patrimonio histórico construido de Mayagüez. Es un ejemplo representativo de la tipología de un nivel con sótano en mampostería sobre base alta techada en madera y cinc perteneciente al contexto histórico del centro tradicional urbano mayagüezano. Construida en la última década del siglo XIX, las características generales de esta propiedad corresponden a los requisitos de construcción de la época específicamente reguladas por las normas y ordenanzas establecidas por el Cabildo, luego del Fuego Grande de 1841 para la reedificación de la Villa. Estas determinaban para toda construcción desde el tamaño de solar, alturas, materiales de construcción, muro perimetral en solar (altura y material de construcción) e inclusive se menciona la utilización de un cuaderno en el que están diseñadas las fachadas que pueden adoptarse y fueron aprobadas por el Cabildo. Cabe señalar, que esta residencia resistió el devastador terremoto de San Fermín ocurrido el 11 de octubre de 1918.

Museo Casa GrandeEsta antigua residencia posee características de fachada distintiva y recurrente en Mayagüez; representando uno de los mejores ejemplos que aun sobreviven en la zona. Diseñada en estilo neoclásico criollo, su sencilla fachada no deja de ser majestuosa y elegante en proporciones. Se levanta la estructura sobre alta y elegante base en mampostería la cual posee cuatro ojos de buey. Sobre ésta presenta el típico balcón corrido frontal con la muy reconocida arcada mayagüezana. En este caso con cuatro arcos de medio punto con barandas en hierro. La fachada se caracteriza por el uso de vocabulario clásico como lo son las pilastras, molduras y los arcos de medio punto. Se corona el edificio con una sencilla cornisa y parapeto.

Se accede a la residencia a través de escalera lateral con zaguán que nos lleva al patio interior con galería. Su distribución interior es amplia y espaciosa; girando su circulación principal alrededor de su patio central con galería. Hacia éste abren todas las dependencias: sala, comedor, cocina, dormitorios, etc. Todos estos se comunican internamente entre sí. La residencia ocupa un lote que tiene acceso tanto a la avenida Méndez Vigo, frontal, como McKinley, posterior. Hacia la fachada frontal se localiza la sala y algún dormitorio; y hacia la parte posterior tenemos el comedor, cocina, áreas de servicio y garajes. Mientras hacia el patio interior se abren los demás dormitorios. El hoy Museo Casa Grande llego a albergar la Sede de la Audiencia de Mayagüez casi desde su construcción. Cabe señalar, que para el 1899 el ilustre Don José de Diego y Martínez, presidió tan honrosa entidad judicial y fue aquí donde se vio, a finales del siglo XIX, el famoso y conocido caso Rodil. Según Don Juan G. Lagoa González, conocedor de la historia mayagüezana, es muy probable que bajo este techo se reunieran otros honrosos e ilustres hombres que con sus trabajos forjaron la historia. Se mencionan entre otros a: Don José Sabater, Don Manuel María Sama, Don José María Monge, Don Carlos Casanova y a Don Mariano Riera Palmer.

Museo Casa GrandeDe acuerdo a Lagoa González: “esta casa fue propiedad de Don Guillermo Santos para 1901, es recibida luego en herencia por su hija Isabel Santos Tió, quien era casada con el Vicecónsul de España en Puerto Rico, Don Benigno Rodríguez Campoamor. Es este señor quien lega para la posteridad sus apellidos a esta casa. Desde entonces, este Recinto fue lugar de cultivo del arte y la cultura a través de las veladas que la Familia Rodríguez-Santos ofrecía. Desde aquí se cultivó la poesía, la música y no menos honrosa, la religión. Esta casa, símbolo del Mayagüez de ayer, toma otra vez su lugar para ofrecer desde hoy a los puertorriqueños del futuro; la imagen limpia, altiva y gloriosa del brillo indeleble de la gesta mayagüezana.”

En conclusión, esta casa es símbolo de la arquitectura típica del Mayagüez tradicional, presentando características distintivas de una de las tipologías asociadas al contexto histórico. Es una de las que mejor representa a su tipo; y su relación con eventos y personajes significativos en el desarrollo de la historia la convierten en pieza importante, digna de ser protegida y conservada para el disfrute de todos los mayagüezanos y la ciudadanía en general.