Luz Celenia Tirado: la dama de la décima

La primera vez que la compositora, trovadora, cantante y actriz Luz Celenia Tirado participó en una novela radial en la emisora WPRA de Mayagüez, se pagó el pasaje desde San Germán a su cita con el éxito vendiendo huevos.

“Yo vendía huevos para pagar el carro público que me traía a Mayagüez. Yo esperaba que las gallinas cantaran he iba a buscar los huevos al patio para venderlos a dos centavos el huevo. El pasaje en carro valía 25 centavos. Después el productor se fue con los chavos y no nos pagó”, recuerda la Jibarita de las Lomas.

De eso hace ya 62 años, sin embargo para la también directora y profesora de la Escuela de Niños Trovadores de Mayagüez es una experiencia que no cambiaría por nada del mundo.

Luz Celenia con Tuto Feliciano en 1955 en Mayagüez Luz Celenia con Tuto Feliciano en 1955 en Mayagüez Según recuerda en aquel momento de expansión de la radio “estaban pidiendo talento y yo cantaba en mi casa con la escoba, hacía dramas en el batey y sentaba a mis hermanos para que me aplaudieran, y cuando caían las hojas yo decía que eran aplausos.”

“Era un sueño que yo tenía de ser artista. A mi nadie me enseñó, yo cantaba porque escuchaba a mi abuelo cantar aguinaldo viequense, o cante jondo de Vieques y a mi me daba escalofríos y le pedía que me escribiera los aguinaldos para yo aprenderlos, así empecé yo a cantar asonante, como cantan todos los que no saben escribir décimas”, recuerda.

Fue el rey de la música jíbara, Flor Morales Ramos, Ramito, quien le regaló el primer libro del que aprendió a escribir la décima como fue revivida por el poeta, novelista y músico español Vicente Martínez de Espinel, quien revivió la original forma poética de la décima, que se compone de versos de diez líneas y ocho sílabas. Conocida hoy como la décima espinela, la base de la canción tradicional puertorriqueña. En algunos países se escriben y se leen; en otros se escriben, se leen y se cantan; en Puerto Rico la décima se escribe, se lee, se canta y se improvisa.

Yomo Toro, Luz Celenia Tirado, Ramito y Cheo Rivera en 1964Yomo Toro, Luz Celenia Tirado, Ramito y Cheo Rivera en 1964“Ramito me compró un libro en Nueva York y ahí seguí. Es lo que me gusta y lo que me llena a mí realmente, la trova”, dijo.

En 1949, integrada formalmente como actriz al elenco de las radionovelas que dirigía Pedro Ojeda, su oportunidad como cantante llegó un día que el guión requería de un trovador y como no apareció ninguno ella tomó la iniciativa y hasta el sol de hoy.

Lo hizo tan bien que fue contratada para actuar fija en el programa diario La hora campesina. Ganaba 15 dólares a la semana y alternaba la música con la máquina de coser en los talleres de Santiago R. Palmer.

Luego se convirtió en la atracción permanente de Serenata en el campo, originado en la misma estación. Fue habitual en las orquestas mayagüezanas de los pianistas Abdías Villalonga (cubano) y William Manzano, así como con el combo del trompetista Toño Vega. En dichas organizaciones, que disfrutaron de gran popularidad en toda la región Oeste, vocalizaba boleros, guarachas y merengues.

Luz Celenia en 1964Luz Celenia en 1964En 1956, Luz Celenia Tirado se vinculó al programa Fiesta en el batey, que Nelson Cortina Ramos producía y animaba en la WAEL, también en la Sultana del Oeste.

Alcanzó tal popularidad en esos espacios que 1958 fue contratada para debutar en el Teatro Puerto Rico de Nueva York. Por 150 dólares y el importe de los pasajes de ida y vuelta a la gran manzana hizo varias presentaciones allí.

Pero no volvió. El intenso ambiente artístico hispano que se desarrollaba en la urbe niuyorquina la fascinó tanto que decidió quedarse. Mientras llegaban las oportunidades para actuar en otros escenarios, se fue a una fábrica a embotellar perfumes.

Poco a poco fue encontrando cabida en centros nocturnos y programas radiales. Hacia 1960, el ya destacado Odilio González, a quien la unía una amistad que nació en Puerto Rico la recomendó al mexicano Mario Hernández, propietario de la disquera BMC Records bajo cuyo sello estaba contratado.

Hernández la nombró gerente del Departamento de Almacén y se convirtió en una de las principales surtidoras de repertorio de los artistas del sello disquero.

En los años 1960 afloró como prolífica creadora de hermosos boleros y valses criollos, y Odilio González, El Jibarito de Lares, en el primer y más fiel intérprete de su música.

José Miguel Class, Luz Celenia Tirado y Odilio González en 1969José Miguel Class, Luz Celenia Tirado y Odilio González en 1969“Cuando yo escribí, Eres todo para mi, el gran éxito de Odilio González, Rafael Hernández me dijo en el Teatro Puerto Rico que en 50 años no volvería a escribir una letra como esa”, acotó.


Escuche a Odilio González interpretando "Eres todo para mi" de Luz Celenia Tirado 


Según dice es víctima de las musas. Estas llegan cuando quieren. Su presencia es tan fuerte que a veces no la dejan dormir. “Una madrugada que no podía dormir me senté en el ‘fire escape’ y empezó esa musa a cantar, y en vista de que seguía molestándome entré al cuarto y me puse a escribir. Después de escribirla llamé a Odilio González, y le dije acabo de escribir una canción si quieres te la canto y si te gusta te la doy para que tu la cantes. Me dijo sigue cantando, porque el tenía una grabadora grande que tenía que preparar para poder grabar el número por teléfono y me dijo: no le des ese número a nadie que yo te la voy a grabar. Ese número le abrió las puertas”.

Unas 17 versiones se han grabado del mencionado vals en España, Argentina y Ecuador, entre otros lugares. “Se ha grabado con cuerdas, con orquesta. Julio Jaramillo lo grabó en Ecuador. En México, lo grabó Estela Núñez y María Sarco, y en Nueva York todo el mundo quería grabar el número. Si yo no le hubiera dado paso no lo habrían grabado”.

Luz Celenia TiradoLuz Celenia Tirado“Yo sigo escribiendo esa es la vida mía escribir. A veces me coge la musa y no me deja dormir. Por eso duermo con una libreta en la mesa de noche. Cuando llega la musa escribo entre dormida y despierta escribo garabatos y al otro día no se ni lo que escribo, pero si me pongo a pelear con la musa ni duermo y nada. Yo he sabido salirme de una fiesta a escribir una canción, yo he sabido escribir en un baño sentada. A veces llega cuando estoy cocinando hace tiempo escribí mientras cocinaba”, hemos citado.

La Dama de la Trova paso a ser entonces la Jibarita de las Lomas, luego de sus éxitos en la composición de géneros como el bolero y el vals.

“Me siento orgullosa de haber conseguido el respeto de todos los trovadores de Puerto Rico. Nunca me han fallado y nunca me han faltado el respeto, algo que es muy bonito. He viajado con ellos y todos me tratan como si fuera su madre”, acotó

Hoy día compagina sus compromisos musicales con su Grupo Bambú con la dirección de la Escuela de niños Trovadores de Mayagüez, donde imparte cursos de décima, trova e improvisación desde hace 15 años.

“Fue bien bueno y empecé rodando con los nenes. Un día estaba con los nenes afuera porque no tenía donde dar las clases y dije si no encuentro donde dar clases les doy clases en la escalera o en el medio de la calle porque yo vine a trabajar con ellos. Entonces, Migdalia Rosado, la directora del Departamento de Arte y Cultura de Mayagüez me ubicó en un lugar donde dar clases y más adelante fui a la calle Ramos Antonini e inauguramos con una gran fiesta la escuelita de trova”.

Empezó a reclutar niños en las escuelas de la ciudad hasta llegar a un grupo de 22 estudiantes.

Chuito el de Bayamón, Germán Rosario, Luz Celenia Tirado y Marcos Pagán en 1970Chuito el de Bayamón, Germán Rosario, Luz Celenia Tirado y Marcos Pagán en 1970“Yo los cojo de cuatro años, esos son los mejores. No improvisan pero memorizan. Se los grabo y les digo a los padres que le pongan la música cuando se acuesten a dormir y se les quedan las letras. Oralmente les enseño muchas cosas. Les voy hablando de lo que es la música típica, les voy cantando, les explico lo que es el seis con décima y ellos lo van cantando porque ellos no escriben”, dijo.

Algunos de los niños trovadores que ha graduado de su escuela ya son profesionales que siempre la buscan. “Yo tuve un niño disléxico que lo puse a escribir bien”.

Cuando aprenden a escribir, Luz Celenia amplía las lecciones. “Les enseño el sistema de métrica y estructura hasta que entonces ellos escriben y yo los corrijo después. Yo canto décimas que son de mis estudiantes”.

“Yo les enseño a escribir sobre la naturaleza, la patria, Dios, la familia porque yo los temas románticos no los meto en esas clases. Para los estudiantes de la Escuela de Trova escribimos sobre el amor a la patria, el amor a la naturaleza para que aprendan a querer una planta, una flor, a creer en Dios, y tengo que luchar para enseñarles valores que en las escuelas públicas no se habla”, insistió.

Actualmente trabaja en la producción de un espectáculo musical en el que reunirá a sus ex alumnos de la Escuela de Niños Trovadores. Dice que está muy agradecida del alcalde José Guillermo Rodríguez quien la reclutó.

Luz Celenia Tirado en la actualidadLuz Celenia Tirado en la actualidadLuz Celenia se siente orgullosa de contar con un edificio en Nueva York que lleva su nombre. Es un edificio multipisos en el barrio latino del Bronx. Cuenta que cuando fue a la ceremonia de inauguración, en 1986 se enteró de que costaba 17 millones de dólares y ella no tenía una casa propia. A partir de ese momento decidió que tenía que comprar una casa y eso hizo con la ayuda de ACEMLA y sus directivos.

Algo que también le emociona es que en julio próximo le van poner el nombre suyo a una calle en San Germán donde llegó a los 32 días de nacida. De manera que a partir de entonces la calle Oriente, frente a la plaza del mercado y el terminal de carros públicos, llevará el nombre de Luz Celenia Tirado.

“Estoy contenta porque es el orgullo de mis nietos. Cualquier cosa que me hagan es un orgullo para mis nietos”, manifestó.

A sus 83 años a la cantora le quedan muchas cosas por hacer, entre ellas la graduación de los once niños que componen la clase de trova actual. Es una mujer feliz, que vive agradecida de la vida, de su única hija, de sus nietos y nietas y de sus estudiantes.

“El día que me muera me voy satisfecha. El día que me vaya yo sé que en mi entierro estarán todos los trovadores de este país. Odilio tiene que cantar “Eres todo para mi” que me despida en mi tumba con esa canción. Que canten en la funeraria, en la calle, que cante todo el mundo. Dicen que los muertos oyen, que yo oiga música no gritos ni llanto”, concluye la excelente improvisadora.


Escuche a Luz Celenia Tirado interpretar algunas de sus composiciones acompañada por el Grupo Bambú



Vea a Luz Celenia Tirado cantando junto a Mapeyé

{youtube width="715" height="402"}yqwUzRH1c98{/youtube}

Comentarios   

#7 Mayagüezsabeamangó 02-11-2013 11:27
Le sugiero que se comunique con la Asociación de Compositores y Editores de Música Latinoamericana (ACEMLA) que tiene los derechos de sus discos al 787-758-0011
Citar
-1 #6 Livia Rivera 02-11-2013 11:13
Como consigo sus discos
Citar
#5 Livia Rivera 02-11-2013 11:11
He tratado de conseguir discos suyos y no se dónde. La admiro mucho y orgullosa de q sea de s.g.
Citar
+1 #4 Vitín Nieves 14-01-2013 17:15
Aquí te envío el audio de la canción que te mencionamos en Guavate, Flotando sobre el Caribe
Citar
+1 #3 pablo santiago 24-06-2011 22:27
Luz tuve el honor de conocerte en NJ.Eres lo maximo que Dios te bendiga siempre.La mejor cantante y compositora
Citar
+1 #2 iris lugo 06-06-2011 19:09
orgullo de pr. luz celenia tirado.
Citar
#1 iris lugo 06-06-2011 19:06
me encanta esta artista orgullo de puerto rico
Citar

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar