El fundador de Mayagüez

Mona: una legenda entre el mar y el solEl 18 de septiembre de 1760, Don Faustino Martínez de Matos, junto a un grupo de vecinos, entre ellos Juan de Silva y Juan de Aponte y en representación de los habitantes de Mayagüez consiguió de la Corona española el permiso para constituir en poblado la ciudad. Pero pasaron dos siglos y medio para conocer los detalles de aquel proceso histórico, y su protagonista. Un trabajo investigativo realizado por el historiador oficial de Mayagüez, el licenciado Federico Cedó Alzamora, produjo la publicación sobre Don Faustino Martínez de Matos y Vélez Borrero, principal fundador de la ciudad. El libro recoge apuntes para un perfil del carácter, las ejecutorias y el entorno político, social y económico del líder cívico. Cuatro años le tomó concluir la investigación que produjo el libro El Fundador de Mayagüez, que publica la Editorial del Museo Eugenio María de Hostos y que se gestó en el marco de los 250 años de fundación de la ciudad. La publicación es el resultado de varios años de investigación por parte del historiador Cedó Alzamora con la estrecha colaboración del investigador histórico Dennis Rodríguez de Jesús. Los historiadores lograron conseguir datos que nos aclaran muchas incógnitas que rodeaban la figura de Don Faustino Martínez de Matos como principal fundador.

Hostos el Sembrador

Hostos el SembradorSiguiendo la política de dar a conocer el pensamiento del prócer Eugenio María de Hostos, el pasado año el museo inauguró la Editorial Museo, con la publicación de una edición especial del libro Hostos el sembrador de Juan Bosch en conmemoración de su centenario. Hostos el sembrador es una biografía novelada escrita por Bosch al calor de la admiración por quien trabajó y vivió en su tierra. Bosch reconoce que conoció al maestro Hostos cuando el alumno Bosch cumplía 29 años de edad y don Eugenio ya tenía 35 años de haber muerto. Fue un encuentro póstumo e intelectual que cambió su vida por completo en dos momentos: Antes y después de Eugenio María de Hostos. "Hostos el Sembrador", está estructurada en tres partes temáticas. La primera parte titulada "La Semilla", relata los viajes del maestro por América y los resultados de su trabajo. La segunda parte titulada: "El Surco y la siembra", relata los acontecimientos de la trayectoria político social y pedagógica en España y América de Hostos a partir del año 1870. Mientras que la tercera y última parte de la novela recoge lo que el autor don Juan llama "La Triste Cosecha".

Cuadernos mayagüezanos

Cuadernos mayagüezanosLos Cuadernos Mayagüezanos son una referencia rápida de temas iconográficos que identifican la ciudad y su historia y que con frecuencia solicitan y buscan los estudiantes y maestros en las escuelas. Su contenido es serio y confiable, resultado de investigaciones y fuentes académicas sustentables. Se trata de una guía básica que no tiene pérdida para tareas escolares o para satisfacer la curiosidad de cualquiera. Información sobre el escudo y la bandera, el himno, el sello oficial de la ciudad, así como datos sobre los barrios del pueblo y otros detalles de interés histórico, geográfico y cultural se pueden conseguir en los Cuadernos, que hacen una importante aportación a la divulgación del acervo histórico de Mayagüez. El historiador oficial de Mayagüez, el Dr. Federico Cedó Alzamora quien ha desvelado los entresijos de su historia, es el responsable de esta publicación, con la estrecha colaboración del investigador histórico Dennis Rodríguez de Jesús. Los Cuadernos Mayagüezanos vieron la luz a tenor con la celebración de los 250 años de fundación de la ciudad, impulsada por el Alcalde de Mayagüez, José Guillermo Rodríguez.

Crónicas de un carga bates "indio"

Crónicas de un carga bates "indio": ocho temporadas con los Indios de Mayagüez, 1980-88Roberto Mercado emprendió una cruzada para recuperar la historia de Los Indios de Mayagüez, equipo al que le cargó los bates durante 8 temporadas entre 1980 y 1988 y escribió una crónica descriptiva de un capitulo inédito en la historia del deporte puertorriqueño. El libro es una muestra más de su pasión por el equipo de pelota más importante del país, el que acumula la mayor cantidad de campeonatos que tenga equipo alguno en nuestra historia, y que todavía hoy despierta intensas emociones entre la afición boricua. La recolección de memorias extraídas directamente del dugout de la “tribu”, recrean con lujo de detalle una etapa histórica, en la era de Luís Gómez Jr., uno de los dueños de equipo más exitosos en el béisbol boricua. Mediante anécdotas e historias nunca antes contadas sobre sus experiencias como carga bates, Mercado explica el papel que desempeña nuestra música popular el desarrollo de los partidos y en las celebraciones de campeonato. Entenderá el porqué al asistir a un juego del béisbol en Mayagüez durante los años ochentas, no solamente era divertido sino que ofrecía una descripción viva de nuestro folklore regional puertorriqueño.

Urbanismo y sociedad. Mayagüez de Villa a Ciudad

Urbanismo y sociedad. Mayagüez de Villa a CiudadEl crecimiento urbano de Mayagüez, 1836-1877 fue la tesis doctoral de la historiadora Ramonita Vega Lugo, que fue luego publicada por la Academia Puertorriqueña de la Historia en el 2009 con el título Urbanismo y sociedad: Mayagüez de villa a ciudad, 1836-1877. Mario R. Cancel, Catedrático Asociado de Historia en la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Mayagüez, quien comentó el libro, dijo que: “El libro de Vega Lugo es un modelo de microhistoria abarcadora y de un juicioso manejo de una diversidad de fuentes primarias de diverso tipo en el cual dialogan numerosos archivos y registros. Primero, los Municipales, fundamentales para el tipo de microhistoria que maduró en Puerto Rico desde fines de la década del 1970. Segundo, el General, clave para contextualizar la información obtenida de aquellos en el marco de los aparatos administrativos del siglo 19. Tercero, algunas Colecciones Particulares, que enriquecen la aportación de los otros. Si a ello se añade la impresionante suma de fuentes impresas, debo concluir que se trata de un libro maduro”.

La buena mesa y sus vinos

La buena mesa y sus vinos“La buena mesa y sus vinos” fue publicado en el año 2002 por la Asociación Cívico Cultural de Mujeres de Mayagüez, como una de las vías para financiar sus diversas actividades cívicas y benéficas. El libro de carpeta dura a color, presenta una selección de más de mil recetas por temas. No todas las recetas son de origen mayagüezano, lo cierto es que en esta edición se incluyen recetas de colaboradores, como es el caso del editor Andrés Palomares, quien comparte la receta de la paella de su pueblo y del chef Carlos Rosario del Restaurante Cilantro de San Germán. También se han publicado las recetas de los platos estrella de las socias de la Asociación Cívico Cultural de Mujeres de Mayagüez que van desde platos criollos hasta panes franceses y pastas italianas. Esta publicación es la segunda realizada por la Asociación sobre gastronomía, después del libro “Cocinando en Grande”. El libro fue editado por Publicaciones Puertorriqueñas, con ilustraciones de Cristina Córdova y fotografías de Luis Justiniano. El diseño es de Niurka Pérez de Paulino.

Eugenio María de Hostos: Educador puertorriqueño en Chile

Eugenio María de Hostos: Educador puertorriqueño en ChileEste libro, de la doctora Sonia Ruiz Pérez, es una documentación casi arqueológica que aporta un gran volumen de materiales para los estudios hostosianos. Voces chilenas que resaltan la labor de Hostos, como las del periodista Fanor Velasco y del escritor Pedro Godoy, se intercalan en el libro, que destaca por la originalidad del tema de Hostos visto desde Chile, por los chilenos y en su época. El libro no es una biografía de Hostos en Chile sino un descubrimiento del efecto de su presencia entre los que él consideró sus conciudadanos. A través de la obra de Ruiz Pérez, se puede ver a Hostos obsesionado con la libertad, dispuesto a perseguirla a toda costa. El libro brinda la oportunidad de visualizar al prócer como un ciudadano chileno que se integró en el debate político e intelectual del país. Ruiz Pérez, quien además es pintora y vitralista trabajó durante 32 años como catedrática del Recinto Universitario de Mayagüez de la Universidad de Puerto Rico. El libro fue publicado por la Editorial del Instituto de Cultura Puertorriqueña.

Primer viernes

Primer viernesPrimer viernes, del mayagüezano Alberto Medina Carrero, recuerdos de un joven escolar recoge la historia de un joven de 1955 a 1968, centrada en su experiencia en una escuela católica de curas y monjas norteamericanos. Es un relato que combina la anécdota personal con el retrato de una época de grandes conflictos políticos y sociales. Asistimos al crecimiento y el desarrollo del niño que se va convirtiendo en joven, y en el proceso toma conciencia de su identidad como puertorriqueño y se afirma ante un ambiente extranjerizante. Hay en el libro un cierto tono de denuncia y desmitificación de la educación privada católica de su época. El autor enjuicia de manera crítica la enseñanza que recibió, señalando sus fallas ideológicas, pedagógicas y disciplinarias. Es también la historia de cómo un joven de espíritu inquieto va formando una personalidad con criterio independiente, que rechaza el magister dixit y otras imposiciones de autoridad, sin temor a represalias o preocupaciones por beneficios o conveniencias. Por momentos conmovedora y llena de humor, es además un testimonio de amor a la familia, sobre todo al padre, que le enseñó lo esencial en la vida.

La arquitectura clásica actual en Mayagüez

El Dr. José María Álvarez Cervela publica en el año 1983 el libro sobre la arquitectura clásica de Mayagüez para satisfacer una necesidad personal. Doctorado en Obra Artística y Catedrático de Arte, Historia y Humanidades en el Recinto Universitario de Mayagüez, el autor hace una distinción entre lo “antiguo” y lo “clásico”. Según dice, existen propiedades ancestrales que no exhiben ningún elemento “clasicista”, por lo tanto no figuran en este trabajo. Si describe las de fabricación más reciente en las que destacan elementos clásicos. Aunque su estudio es estético y artístico sobre la arquitectura mayagüezana, también adereza el relato con noticias históricas familiares de los dueños de las estructuras estudiadas. Entre las construcciones clásicas estudiadas en el libro figuran: Edificios de servicio público oficial, incluyendo escuelas, almacenes comerciales y bancos, hospitales, fabricaciones de recreación pública, construcciones religiosas, logias y centros similares, casas de vivienda erigidas en la Ciudad, residencias edificadas en zonas extramuros, funerarias y cementerios. Una aportación que destaca es el aumento en el número de conceptos equivalentes para la citación de piezas constructivas. En su trabajo “crítico-arquitectónico” y “estilístico-constructivo” incluye un análisis de las esculturas que decoran o complementan las construcciones, y pasa juicio sobre las pinturas murales que ornamentan los macizos de las fabricaciones estudiadas.